Conversar en whatsapp
Conversar en whatsapp
El portal de la decoración y las manualidades
Decoración

Trucos de interiorismo profesional para agrandar espacios pequeños

Trucos de interiorismo profesional para agrandar espacios pequeños

Casi todos tenemos dos grandes preocupaciones principales a la hora de elegir un hogar: que sea grande y que sea luminoso. Normal, necesitamos espacio para vivir, y luz para disfrutarlo.

Pues bien, hoy toca repasar las 7 ideas de los expertos en interiorismo Mary Lee’s Life in 300 Square Feet, Chris Perez, Carolyn Purnell, Erin Williamson de Design Crisis, Sarah Dobbins, Kelly Brown y Melissa Milakovic, a quienes pertenecen las imágenes que estás a punto de ver.

Si, como casi la mayoría de nosotros, quieres conocer nuevas formas de sacar más partido a tus metros cuadrados y hacerlos parecer más grandes, toma nota:

1. Despeja y usa muebles con doble función

Cuando no sobra el espacio, necesitas hacer sacrificios para no ahogar el conjunto en un mar de objetos, muebles y demás enseres amontonados, que no harán sino acrecentar la sensación de ahogo.

Si hay muebles que no utilizas y que no aportan nada, deshazte de ellos. Y a los que queden, hazles cumplir más de una función para sacarles todo el partido. En el ejemplo de la imagen, este otomán tapizado (así se llaman estos pequeños mueblecillos para apoyar las piernas frente al sillón) triplica su función, sirviendo además como mesita baja de té, y cómo almacenamiento, además de ser otro posible asiento para invitados.

2. Reorganiza y lleva los grandes muebles al fondo

Llévate lo más voluminoso al fondo de la habitación, lo más lejos posible de la entrada. Organiza el resto del mobiliario tratando de buscar un equilibrio visual en el espacio.

Así no sentirás que un grupo de muebles se te viene encima al entrar en la estancia, que es lo que sucede en muchos dormitorios o en los salones donde se concentran demasiadas piezas juntas en un solo lado.

3. Utiliza espejos para multiplicar el espacio

Este es el más sencillo de aplicar de todos los trucos, y el que te aportará resultados más espectaculares.

Hay 5 efectos especiales con espejos para agrandar tus espacios pequeños, y cuando los descubras, no dejarás de pensar dónde colocar el próximo para multiplicar tanto la percepción de espacio como la luz de tus ambientes.

4. Usa pintura para unificar y camuflar

Y cuando hablamos de camuflar, queremos decir cubrir con el mismo tono de la pared un mueble, para reducir drásticamente su peso visual en el conjunto. Parece magia, pero es pura teoría del color y de los volúmenes. Cuando camuflas un mueble siguiendo esta técnica, se integra mejor en la estancia y llama menos la atención, consiguiendo descomprimir el espacio.

Lo mismo se aplica a la discreción de la presencia de objetos indeseados pero necesarios, como los radiadores, algunos ventiladores, o cualquier otro objeto que quieras disimular para que no de la sensación de desorden visual o acumulamiento excesivo.

5. Descubre qué superficies necesitan estar desnudas

En toda habitación hay puntos de fuga que requieren estar despejados para que la vista huya de la sensación de claustrofobia. Capta en cada espacio qué áreas dejar prácticamente vacías o en las que destacar un solo objeto por encima del resto, para cumplir esta función de desahogo visual.

Seguro que has notado cuando entras en un salón o en un dormitorio qué cosas parece que no deberían estar ahí. Molestan, incluso cuando no es al paso. Prueba a moverlas, esconderlas o deshacerte de ellas. Seguro que funciona: tus instintos visuales son más inteligentes de lo que crees.

6. No elijas una decoración desmesurada

Las piezas de arte sobredimensionadas son apuestas muy arriesgadas, capaces de secuestrar de tu ambiente toda la sensación de aire que tus ojos necesitan.

Huye de cuadros gigantescos, collages descomunales, y piezas por el estilo. Calcula bien a la hora de adquirirlos o fabricarlos tú mismo, teniendo en cuenta las proporciones y respetando un espacio libre a su alrededor para ayudarles a sobresalir como se merecen, y no a dar el miedo que no deseas. Hazlo, o conseguirás que parezca que las paredes encogen a su alrededor, y mirarás de reojo cada día este error, deseando deshacerte de él.

En la foto de arriba, como doble ejemplo, puedes encontrar una pieza de arte adecuada para el tamaño de la pared… Y… una mesa saturada con tres objetos, en la que NO se ha sacrificado, tal y como se recomendaba en el punto 1.

7. Las ventanas son sagradas: no las cubras demasiado

O no las cubras en absoluto. Las ventanas son tus grandes aliadas siempre (a no ser que den al peor de los estercoleros que se pueda imaginar). ¿Sabes esas cortinas grandes, frondosas, que llegan hasta el suelo y se apoyan en él? Pueden resultar un golpe de efecto genial y acogedor en estancias grandes. Pero estamos hablando de explotar al máximo ambientes pequeños. Y un elemento que secuestre la luz y el punto de fuga de una ventana, sobra siempre.

Si tus cortinas están demasiado cerca de muebles, redúcelas al máximo. Y ten en cuenta siempre si irá alguna alfombra en esta estancia, pues cortinas y alfombras juntas multiplican la presencia de ambas, acumulando objetos en la percepción visual (exacto, y reduciendo la sensación de amplitud). Cuantos menos textiles a la vista, más grande parecerá tu alcoba.



Fuente: http://blogs.20minutos.es



Titulo..

Mensaje..

×


Aceptar


Aceptar